“Un comercio bilateral que todavía es incipiente” (lanacion.com.ar; Domingo 30 de noviembre de 2008)

india_ministerio_comercio_exterior

NUEVA DELHI (De un enviado especial).- No resulta casual que los hipermercados en la Argentina vendan innumerables artículos made in India . En octubre, se realizó en esta ciudad una megaferia de manufacturas y artesanías que reunió a más de 2200 expositores locales, que vendieron sus productos a más de 6000 compradores de todo el mundo.

Aquí también llegaron importadores argentinos, como Carlos Enrique de Rito, y enviados de las más grandes tiendas de nuestro país, que acordaron compras millonarias para todas sus cadenas. Wal Mart, Easy y algunos de los demás retailers luego venderán desde telas hasta portarretratos de la India, gestionados en esta feria que organizó el Consejo Indio de Promoción de las Exportaciones de Manufacturas.

Para fortalecer el comercio con la Argentina, la misma feria se reprodujo esta semana en Buenos Aires.

Fue en el Centro Cultural Borges, y contó con el impulso de la embajada india en la Argentina, conducida por el embajador Rengaraj Viswanathan.

En el mediano plazo, el gobierno y los economistas locales suponen que esta ecuación se modificará y que la India deberá comprar obligatoriamente alimentos en el exterior o bien adquirir tierras en otros países, para producir allí directamente sus alimentos. La población crece y no hay más terrenos para producir.

“Ya enviamos una delegación a Paraguay y es probable que también evaluemos la necesidad de comprar tierras en la Argentina y en otros países de América del Sur”, reconoció el secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, Hardeep Singh Puri.

No sobran extensiones de tierras en la India. Cualquier viaje por las hipertransitadas rutas permitirá ver muy pocos terrenos disponibles. Hay una ciudad detrás de otra. En una superficie algo superior a la de la Argentina (como si a nuestro país se le sumaran una segunda provincia de Buenos Aires y otra de Santa Cruz), la India posee 27,5 veces más habitantes. Esto obliga a construir y poblar casi toda la llanura local. “Necesitaremos alimentos y energía”, reconocen en el gobierno indio. En cuanto a la siembra, depende de las lluvias, pues aquí prefieren evitar los sistemas de irrigación: tampoco sobra agua.

La inercia de la relación bilateral se modifique, probablemente, con la visita de la presidenta Cristina Kirchner en 2009. El Gobierno proyecta viajar con una delegación comercial para potenciar el comercio. Mientras, la India muestra su producción en Buenos Aires. 

Por favor, ingresar en: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1075689

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s