“Transformar la crisis en oportunidad: Sacar provecho del multilateralismo” Por Robert Zoellick (Infolatam, Londres)

“… 2009 será un año peligroso y no podemos descuidarnos. No es momento de demostrar una falsa confianza, de aceptar que ya se hizo todo lo posible. No es momento de respuestas nacionalistas estrechas, ni tampoco de soluciones regionales”.
bm_zoellick_robert1
Conferencia de Robert Zoellick

“… A pesar de que algunas condiciones económicas se asemejan a las del pasado, no estamos en la década de 1930. Los bancos centrales han proporcionado amplia liquidez y algunos han puesto en práctica mecanismos creativos para mantener el flujo de crédito. Los países desarrollados han actuado mucho más rápido que en la época de Keynes para impulsar la demanda con paquetes de reactivación económica. En general, los supervisores de las instituciones financieras han estado atentos a los riesgos sistémicos de desmoronamiento financiero que paralizan a los inversionistas. Las instituciones financieras multilaterales creadas en Bretton Woods han intervenido para ayudar a los países a evitar o enfrentar las crisis. Hasta la fecha, no hemos visto esa completa retracción hacia el proteccionismo que tanto daño causó en los años treinta.

Pero 2009 será un año peligroso y no podemos descuidarnos. No es momento de demostrar una falsa confianza, de aceptar que ya se hizo todo lo posible. No es momento de respuestas nacionalistas estrechas, ni tampoco de soluciones regionales. La única certeza que nos dejaron los acontecimientos del año pasado es que somos incapaces de predecir lo que se avecina o saber cómo esos eventos pueden desatar otras situaciones inesperadas.

Para hacer frente a los desafíos que se nos presentan necesitamos un espíritu de innovación respaldado por la acción. Debemos ser rápidos y flexibles. Para los problemas debemos encontrar soluciones que conjuguen los recursos y capacidades de múltiples asociados: los gobiernos, las instituciones internacionales, la sociedad civil y el sector privado. Necesitamos agentes catalizadores que forjen estas nuevas alianzas.

El mes pasado, el Grupo del Banco unió sus fuerzas con el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para respaldar los sectores bancarios de Europa central y oriental con un paquete de financiamiento de hasta €24.500 millones.

La Corporación Financiera Internacional (IFC), institución del Grupo del Banco dedicada al sector privado, y el Banco de Japón para la Cooperación Internacional realizaron una contribución de US$3.000 millones a un fondo de capitalización que ayudará a fortalecer los bancos de los pequeños mercados emergentes y a mantener el flujo de crédito hacia la pequeña empresa y los particulares.

Además, la IFC se ha asociado con KfW, el organismo de desarrollo de Alemania, para crear un fondo rotatorio de liquidez por valor de US$500 millones, destinado a respaldar las instituciones de microfinanzas, puesto que los empresarios y los pequeños emprendimientos ofrecen la mejor red de seguridad en tiempos difíciles: los nuevos empleos.

Y ahora estamos evaluando los efectos de la recesión mundial en empresas del mundo en desarrollo y considerando cómo podríamos ayudar a movilizar capital privado para contribuir a la reestructuración de esas compañías y manejar los activos problemáticos.

Hoy el Directorio del Grupo del Banco Mundial considerará una nueva propuesta: la aplicación de un programa de liquidez para el comercio mundial, por valor de US$50.000 millones.

La profunda caída del comercio se ha visto exacerbada por un escaso financiamiento para esta actividad. Como forma de asistencia, primero incrementamos la cobertura de garantías de créditos para el comercio a US$3.000 millones para bancos de países en desarrollo, muchos de ellos de África. Pero nos dimos cuenta de que las garantías no son suficientes, porque muchos pequeños prestamistas no pueden acceder al financiamiento.

En nuestro nuevo programa de liquidez para el comercio mundial se combinará una inversión propia de US$1.000 millones con financiamiento proveniente de los gobiernos y los bancos regionales de desarrollo. Estos fondos públicos pueden movilizarse mediante un acuerdo para compartir los riesgos con los principales asociados del sector privado, como los bancos Standard Chartered, Standard Bank y Rabobank. Luego, los préstamos para el comercio pueden reciclarse, a medida que se cancelan los préstamos previos. En colaboración con la OMC, además, buscaremos aprovechar los recursos y la experiencia de los organismos nacionales de crédito para la exportación.

Confío en que los líderes del G-20 apoyarán esta iniciativa para la liquidez en el comercio. El respaldo del G-20 nos ayudará a tomar el impulso necesario para seguir avanzando hacia la consecución del objetivo establecido por el primer ministro Brown”.

Por favor, ingresar en:  http://www.infolatam.com/entrada/transformar_la_crisis_en_oportunidad_sac-13188.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s